Top Peliculas Series The Walking Dead Temporada 8

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 6.9
Género:

Drama

País: USA
Duración: 129 min.
Año: 2011
Director: Stephen Daldry
Reparto:
Thomas Horn, Tom Hanks, Sandra Bullock, Max Von Sydow, Viola Davis, Jeffrey Wright, John Goodman, Zoe Caldwell, Adrian Martinez, Paul Klementowicz

OK Latino Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5 Trailer

Tan fuerte y tan cerca

Extremely Loud and Incredibly Close

Tan fuerte, tan cerca (Extremely Loud and Incredibly Close, 2011) de Stephen Daldry es apoteósica. Creo que no había llorado tanto desde la escena de la maqueta de Zoolander.
Lo que consigue aquí el realizador de notables propuestas como “The Hours” o “The Reader” es que nos sea imposible tomarnos en serio el drama de un crío con una herida abierta por los hechos del 11-S, debido a su intento de cargar las tintas emocionales fallando estrepitosamente en todo momento. Es ésta, como bien apunta Lou Lumenick del New York Post, “una película a la caza del Oscar en su forma más descarada y censurable”. Otros filmes recientes con este perfil (como la discutida “Criadas y señoras” -The Help-) no habían fallado de forma tan exagerada y es que para encontrarnos un batacazo equiparable al presente tenemos que irnos unos años atrás, cuando en teoría todo el mundo ponía en sus quinielas el último proyecto de Peter Jackson, “The Lovely Bones”, hasta que la crítica americana la destrozó. Poco después supimos que las hostias eran totalmente merecidas porque la película era una mierda con dos momentos resultones y más azúcar que la despensa de Remedios Cervantes. Lo flipante es que Daldry lo ha superado.En este subgénero de “películas-pro-premios-con.niño” lo que se consigue con “Tan fuerte, tan cerca” es casi milagroso. El trabajo de montaje consiste en superponer imágenes tristes a voces en off que nos cuentan lo mucho que sufre el crío de los cojones mientras vive su aventura sideral en una burbuja/realidad semi-alternativa. El punto de partida no es malo, conste (no hablo del contexto, sino de la idea de esa búsqueda tras el encuentro de cierta llave) pero está llevado todo tan pobremente que no hay por donde cogerlo. Así, el niño, interpretado por un bipolar Thomas Horn (unas veces está bien, otras dan ganas de enviarlo a una serie de Disney Channel) va encontrándose con personajes del mundo adulto a medida que vamos descubriendo qué pasó aquel fatídico día, y lo que sucede en el tiempo presente. Se juega con varias grabaciones, con la tristeza de la pérdida, la rotura de la unidad familiar y hasta con un columpio con bonus feature. Casi nada.Esto va de un niño que encuentra una llave de su padre recientemente fallecido. El chavalín se pone a buscar qué es lo que abre esa llave, pero no solo en su casa, si no por toda la ciudad, ya que tiene una pista para encontrarlo: un apellido, Black. Así que se dedica a ir a visitar a todos los Black de Nueva York (unos pocos). Para ello, como es niño un poco especialito que no usa transportes públicos, puentes o ascensores por miedo, se prepara una mochila de supervivencia, con prismáticos, mapas, móvil, diario de búsqueda (?), máscara de gas (??) y, lo más importante… una pandereta. ¡Una pandereta! Y eso que no es Navidad ni se está preparando para ser tuno ni nada. Así que allá va el niño por toda la ciudad haciendo sonar la pandereta de los cojones, y la gente ni se inmuta a su paso. Hasta le abren las puertas de sus casas y le dejan que les haga preguntas más bien impertinentes.Porque el niño no es solo rarito y miedoso, también es repelente, sabelotodo, maleducado y se porta como un auténtico capullo con su madre. Una joya.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"